Inicio > El Secreto de > Rodrigo Quiroga
Imprimir

Rodrigo Quiroga

Su vida es el vóley, una pasión familiar que heredó desde muy joven y que lo ha transformado en uno de los referentes de este deporte. Punta receptor y figura del seleccionado argentino que consiguió el quinto puesto en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el “9” nos habla de su pasión.

¿Cómo fueron tus inicios en el vóley?

Mis inicios fueron desde la cuna ya que mi papá y mi mamá son ex jugadores. Me tocó irme muy chico a Italia porque mi viejo estaba de entrenador allá y la verdad es que desde que tengo uso de razón soy jugador de vóley. No me hubiese imaginado haciendo otra cosa. Creo que la familia influyó en el cien por ciento en esta decisión, no porque me hayan obligado, sino porque me críe en un ambiente de mucho voley y eso me encantaba. Fue una decisión mía querer dedicarme a esto y tratar de dar el máximo para llegar a lo más alto posible: vestir la camiseta de la selección y después, intentar jugar en las mejores ligas. Tengo 26 años y hace 26 que juego al vóley.

¿Cuáles son las características de este deporte?

Se trata de un deporte muy dinámico. Es muy difícil de jugar. Siempre lo hablo con mis compañeros. Es un deporte que uno se pasa la vida entera jugándolo y así todo, hay cosas que no le salen, puntos débiles. Es un deporte que tiene mucho timing, es todo coordinación, la pelota no puede picar en el piso. Ese timing se logra con mucho entrenamiento, con muchas horas de pelota dentro de un gimnasio, y que puede perderse en un instante. Si paras tres, cuatro o cinco días -ni hablar un mes- volver a retomarlo es la parte más difícil de nuestro deporte y es lo más importante. Tener el timing con la pelota, no meterse antes, no reaccionar tarde ni antes son cuestiones de milésimas de segundo que hacen la diferencia.

¿En qué consiste tu entrenamiento?

El entrenamiento de un jugador de vóley consiste, primeramente, en una parte física con trabajos de pesas y fuerza. Más que nada anaeróbico porque es un deporte que tiene acciones cortas de entre 8 y 10 segundos de promedio por 20- 25 de recuperación. Todos son trabajos y ejercicios explosivos, pero mucha pesa. En la competencia brasilera se levanta mucha pesa, casi todos los días de la semana. Después, por lo general a la mañana, una parte de pelota sin salto y a la tarde, la parte más global de juego con el equipo. Creo que la base del entrenamiento de vóley es esa, después cada técnico tiene sus características para entrenar, pero la base de todo equipo y de todo cuerpo técnico está en eso: la parte física y la parte técnica-táctica.

¿El jugador de vóley requiere una alimentación especial? ¿En qué consiste la tuya?

No, nada distinto de un deportista normal. Al mediodía, antes del entrenamiento, ingiero carbohidratos, pastas y todos sus derivados. En la noche trato de comer un poco más de proteínas, cualquier tipo de carne, pollo o pescado. El desayuno es muy importante. La primera comida del día, para arrancar bien, sobre todo nosotros que hacemos pesas.

Como consejo, ¿qué es lo fundamental para ser un buen jugador de vóley?

Para ser un buen deportista o un buen profesional, en cualquiera de sus rubros, hay que tener mucha disciplina. Uno pasa mucho tiempo solo. Va cambiando de clubes, de equipos, moviéndose por todos lados, y el rendimiento deportivo depende pura y exclusivamente de cada uno de nosotros, de cómo nos cuidemos, de lo hagas en ciertos momentos. Empezando por el entrenamiento, la alimentación, el descanso: son todas cosas que van de la mano con el buen rendimiento. Me parece que es lo fundamental para tener grandes logros y poder cumplir con los objetivos que uno se pone. Responsabilidad, disciplina, profesionalismo son todas cosas que a la hora de ponerlas todas juntas en la ensaladera hacen una diferencia a favor.

¿Cuáles son los próximos desafíos que tienes en la selección y en tu equipo?

Los desafíos con la selección son para el año que viene. Se clasificó al mundial de Polonia y creo que va a ser un gran torneo. El desafío grande es meternos entre los mejores 8 del mundo y tratar de mejorar el 9no puesto de Italia 2010. Es un equipo de gran experiencia. Tiene un mundial y un juego olímpico encima. Creo que es hora de recoger los frutos de todo el trabajo que se ha venido haciendo y Ojalá que se podamos conseguir una buena posición en el Mundial y llegar a los Juego Olímpicos de Rio 2016 de la mejor forma. Soñamos con un podio. Sabemos que es muy difícil, pero hay que trabajar a conciencia.

El desafío de este año con Moda Maringa, mi equipo de la serie 1 de Brasil, es entrar entre los ocho primeros de play off,  jugar de la mejor forma y tratar de posicionarnos en el mejor puesto. Es un equipo que se armó para un proyecto nuevo y hay que tratar de conocernos lo más rápido posible. Va a ser la clave de jugar bien o mal,  la velocidad con la cual nos conozcamos dentro de la cancha. Somos todos jugadores de una cierta experiencia, pero siendo un equipo nuevo eso va a llevar un tiempo. Ojalá que sea una gran temporada para el equipo y para mí.

 

www.rquiroga.com.ar

Rodrigo Quiroga en Facebook y Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>