Imprimir

Crossfit, Con el Cuerpo al Límite

 

El Crossfit es un programa de entrenamiento con ejercicios de alta intensidad y corta duración que busca desarrollar las diez capacidades físicas claves del entrenamiento deportivo: resistencia cardiorespiratoria, fuerza, resistencia muscular, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión.

A diferencia de los métodos tradicionales de acondicionamiento físico, el Crossfit utiliza elementos que están al alcance de la mano para su realización, como neumáticos, fierros, bolsas de arena, sogas, barras para colgarse, balones medicinales, pesas rusas, entre otras, utilizados en rutinas cortas y de alta intensidad.

La idea, sostienen los especialistas, es trabajar en ejercicios funcionales que utilicen varios músculos del cuerpo en un mismo movimiento y provocar un desarrollo más armonioso, parejo del cuerpo y acondicionado para la vida cotidiana.

A diferencia de los gimnasios tradicionales, el Crossfit no tiene rutina, sino que cada día se realiza una diferente.
Este método de ejercicio físico fue creado por el norteamericano Greg Glassman, preparador físico con entrenamiento militar y se popularizó en el año 2001, a través de Internet.

Glassman trabajó durante años un método que fuera al alcance de todos y adecuado a sus rutinas cotidianas. Para esto, diseño un plan con elementos del entrenamiento militar y los adecuó para ser practicados en el gimnasio-garage de su casa con equipamiento básico.

Hijos del Rigor

La práctica del Crossfit, debido a su alta intensidad física, no es sencilla. Sin embargo, es accesible a todo el mundo, incluso para personas que llevan tiempo sin hacer ejercicios.

Se trata de un entrenamiento excesivo, al límite, donde cada paso debe superar al anterior y con marcadas dificultades.
La entrenamiento comienza con 15 minutos de calentamiento. Luego pasa al Work of the Day (WoD), [Entrenamiento del día], que puede consistir en sentadillas, flexiones de brazos, explosión de cadera, saltos, levantamiento de pesas, saltar la soga o trasladar elementos pesado. En este desarrollo deben cumplirse los tres principios de la práctica: Funcionalidad, variabilidad e intensidad.

Esta nueva forma de entrenamiento se ha hecho muy popular en el mundo. En Buenos Aires ya hay cerca de 20 gimnasio con la especialidad y 700 nuevos inscritos por mes.

Ventajas y Observaciones.

Como todo entrenamiento físico, el Crossfit debe ser analizado desde la perspectiva de los beneficios y dificultades que genera su práctica. Para los especialistas, los ejercicios funcionales del Crossfit ayudan a realizar movimientos completos que implican varios músculos en cadena frente a ejercicios que lo hacen por separados.

Se trata también de una práctica divertida y con espíritu de grupo.

Otro beneficio es que los ejercicios mejora la musculatura. Se suma a esto a la necesidad de conocer cada técnica muscular que se realiza lo que ayuda a prevenir lesiones. En las sesiones de Crossfit cada participante trabaja con el peso que él considera apropiado o con su propio peso corporal, además de trabajar en clases de un determinado nivel.

Un punto a valorar es que este entrenamiento genera mejoras físicas en poco tiempo. El músculo, al verse estimulado de manera distinta a lo que está acostumbrado, comienza a producir cambios en corto tiempo. Además, la alta intensidad de los entrenamientos favorece la ganancia de fuerza y la pérdida de masa grasa.

Es necesario, eso sí, que su práctica conlleve una buena base física. Se debe realizar un acondicionamiento físico antes de comenzar a practicarlo, y trabajar con intensidades que nuestro cuerpo pueda soportar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>